17 febrero 2008

Editorial


Meretrices dedica este número trece, un poco a manera de edición especial, a dos pilares fundamentales de la vida cultural y promoción de las bellas artes en la ribera de Chapala: Zaida Cristina Reynoso y Conrado Contreras, fundadores del Colectivo Cultural El Quijote. Decir que la escena cultural actual de este rincón del país se debe, directa o indirectamente al trabajo que han realizado en estos últimos 33 años, sería una subestimación monumental.
En el transcurso de este oficio me he encontrado en innumerables ocasiones con mil y un intentos de definir lo que es la cultura, para qué sirve, cuáles son sus objetivos y finalidades. Y casi siempre (desde luego, no todas las veces) se llega a una conclusión satisfactoria. Sin embargo, hay una pregunta que cuesta aún más trabajo explicar: ¿qué lleva a una persona a dedicar su vida a las artes con tanto ahínco, arriesgándolo todo, incluso su propio patrimonio e integridad? No se sabe. La más acertada aproximación la hizo Chesterton hace ya un siglo cuando le formulan la misma pregunta y responde: “el amor, el amor exacerbado por uno mismo y la humanidad”.
Y ese amor incondicional, que se encuentra por encima de todas las nimiedades personales, de todos los conflictos egocéntricos, de todos los afanes protagonistas, induce, indudablemente, a buscar mejorar la calidad de vida de la gente que nos rodea a través del único medio que es capaz de llevar a la reflexión y tornarnos individuales e indivisibles: las bellas artes.
Zaida Cristina y Conrado han tenido ese amor durante más de tres décadas, es indudable. Miles de cosas han pasado que involucran a mucha gente en ese tiempo, pero el común denominador es y ha sido siempre el afán de difundir el arte, de acercarlo a la gente, de humanizarnos con su contacto sin esperar nada a cambio. Han educado, han enseñado con la palabra y el ejemplo, han hecho teatro, talleres, exposiciones, eventos de difusión, encuentros, y lo más importante, han hecho amistades e incluso una familia cultural que supera el centenar de miembros hoy esparcidos en todos los recovecos de la nación.
Meretrices quiere rendir un minúsculo tributo a esta trayectoria. Tributo pequeño pero nuestra manera de honrar lo que consideramos más que merecido. Publicaremos la primera entrevista jamás hecha a Zaida y Conrado juntos, una extensa charla de más de dos horas donde descubrimos su historia, su visión actual de nuestra cultura y sus expectativas para el futuro de la ribera de Chapala. Y por única ocasión la publicaremos con la extensión real pues creemos que todo en ella no dejará de ser interesante para nuestros asiduos y los que hoy cruzan por vez primera con Meretrices.
He aquí, pues, el encuentro de la Meretriz de la ribera con Don Quijote, el de la mancha lacustre jalisciense.
reside

7 comentarios:

Arturo García dijo...

Mario, te felicito por haber dedicado este número a Los Quijotes. Bien merecido que se tienen este reconocimiento y muchos más. ¡Enhorabuena!

AG

Ivan dijo...

Sorry. Look please here

Susana dijo...

Muchas gracias al Director de esta revista y a quien tuvo la brillante idea de entrevistar a los dos personajes mas importantes de la cultura en Chapala, Zaida y Conrado, quienes han dedicado su vida al arte y nos ensenado a disfrutar de esta bellas manifestaciones.

Susana Guerrero

Duran dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Tojagal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Kazahn dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

JoJosho dijo...

See Here or Here